Registrarse

SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/cienciaymedicina/destacados/celulas-madre-logran-frenar-la-degeneracion-macular.html
11 Abril 2017

Oftalmología

Células madre logran frenar la degeneración macular

Se presentan los resultados del trasplante de epitelio pigmentario retinal diferenciado a partir de células pluripotentes inducidas en un paciente con la forma neovascular de la enfermedad.

La degeneración macular asociada con la edad (DMAE) es una de las enfermedades retinianas prevalentes que amenazan la visión en poblaciones más longevas. La DMAE neovascular (también llamada "húmeda") es más prevalente que su contraparte atrófica (o "seca") y está asociada con el desarrollo ectópico de una membrana neovascular coroidea en el espacio subretiniano del centro de la retina (la mácula). En el transcurso de una DMAE húmeda se produce una alteración física y deterioro funcional del epitelio pigmentario retiniano (EPR), que es una monocapa de células que soporta los fotorreceptores superpuestos y la vasculatura coroidea subyacente.

Los tratamientos actuales contra la DMAE que implican la inyección intravítrea de fármacos anti factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), no se enfocan en la degeneración subyacente inherente en la enfermedad, y se observa una alta tasa de recurrencia cuando tales tratamientos son interrumpidos.

S. Yamanaka y colegas de la Universidad de Kyoto (Japón), evaluaron la viabilidad de trasplantar una lámina celular de EPR diferenciadas a partir de células madre pluripotentes inducidas (iPSC) en un paciente con degeneración macular neovascular. Las iPSC se obtuvieron desde fibroblastos de la piel reprogramados y obtenidos de dos personas con DMAE avanzada. Posteriormente, las iPSC se diferenciaron en EPR. Estas células y las iPSC fueron sometidos a extensas pruebas. Luego se llevó a cabo la cirugía en un paciente, procedimiento que incluyó la extirpación de la membrana neovascular y el trasplante de la lámina de células del EPR derivada de las iPSC. 

Los resultados mostraron que un año después de la cirugía, la lámina trasplantada permaneció intacta, observándose que la agudeza visual corregida no había mejorado o empeorado. Además,  se evidenciaron mejoras en su puntuación VFQ-25.

Finalmente, el trasplante de iPSC para el tratamiento de la DMAE neovascular no generó ningún evento adverso grave tras 25 meses de seguimiento. Aunque se ha reportado que las células derivadas de iPSC pueden desencadenar el rechazo mediado por inmunidad en modelos animales, el paciente no recibió inmunosupresores y no se observaron signos de rechazo.

Fuente bibliográfica

DOI: 10.1056/NEJMoa1608368


Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

7° Curso Microcirugía de Louisville en Santiago

11 Diciembre 2017

Dirigido a: traumatólogos, cirujanos plásticos, máxilo faciales, cirujanos vasculares, cirujanos cabeza y cuello, neurocirujanos, urólogo...

Destacado Artículos Destacados

Estrés postraumático aumenta probabilidad de demencia

08 Septiembre 2017

Los datos del estudio proveen información acerca de cómo los eventos neuropsiquiátricos a una edad temprana pueden incidir posteriormente...

Inhibidores de bomba de protones no afectan la cognición

29 Septiembre 2017

Además su empleo a largo plazo no se asocia con alteraciones de la velocidad y atención psicomotora o con el aprendizaje y memoria de tra...

Destacado Progresos Médicos

Los blancos moleculares de rapamicina

09 Octubre 2017

La rapamicina (sirolimus) se identificó a principios de los años setenta como un compuesto macrólido con propiedades antimicóticas. Es pr...

Vacunas anticancerígenas personalizadas

25 Septiembre 2017

Un objetivo del tratamiento del cáncer es la erradicación de células tumorales, mientras que se mantiene la estabilidad de las células sa...