https://www.savalnet.cl/cienciaymedicina/destacados/alarminas-secretadas-tras-un-ictus-promueven-la-aterosclerosis.html
27 Marzo 2018

Medicina Interna

Alarminas secretadas tras un ictus promueven la aterosclerosis

En un modelo preclínico, la liberación cerebral de estas moléculas y la respuesta del sistema nervioso simpático al estrés hipóxico, exacerban la progresión degenerativa de las arterias.

Los pacientes que sobreviven a un accidente cerebrovascular (ACV) tienen un mayor riesgo de sufrir eventos cardiovasculares posteriores. Actualmente, se sabe que en modelos preclínicos existe una tasa de aterosclerosis acelerada después de un ACV. Sin embargo, no se han investigado los mecanismos subyacentes a esta mayor formación de placas e inflamación en las arterias.

En un modelo preclínico de ratón ApoE−/−, Stefan Roth y colegas de la Universidad de Munich demostraron que el ACV exacerba la ateroprogresión a través de la propagación de la respuesta inflamatoria vascular mediada por alarmina. La molécula de alarmina liberada por el cerebro (proteína del grupo 1 de alta movilidad, HMGB1) induce la activación de monocitos y del endotelio vía señalización en cascada del receptor para productos finales de glicación avanzada  (RAGE) y a través del aumento de la carga de placa y vulnerabilidad. Además, el reclutamiento de monocitos activados a través de la vía del receptor de quimiocina CC-ligando 2- receptor de quimioquina CC tipo 2 fue crítico en la inflamación vascular inducida por ACV. También se demostró que la neutralización de alarminas circulantes o el knock-down de RAGE atenuaron la ateroprogresión. Finalmente, el bloqueo de β-adrenoreceptores disminuyó la salida de monocitos mieloides después de un ACV, mientras que la neutralización de alarminas circulantes fue necesaria para reducir la activación sistémica de monocitos y la invasión aórtica.

En resumen, la liberación de alarminas inducidas por accidente cerebrovascular y la activación de la respuesta simpática al estrés ejercen un efecto sinérgico que resulta en la exacerbación de placas ateroscleróticas en ratones. Finalmente, se sugiere que interferir con estos procesos después de un ACV podría reducir el riesgo de eventos cardiovasculares secundarios.

Fuente bibliográfica

DOI: 10.1126/scitranslmed.aao1313

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

XVIII Congreso latinoamericano de infectología pediátrica

21 Agosto 2019

El evento contará con la presencia de distinguidos profesionales en el área, procedentes de paises de América Latina, Europa, Estados ...

Destacado Artículos Destacados

Volumen de cirujanos: protector contra reingreso hospitalario

21 Junio 2019

Aunque factores socioeconómicos del paciente juegan un papel relevante, una mayor cantidad de especialistas se asocia con menores tasas ...

Darolutamida prolonga sobrevida libre de metástasis

13 Junio 2019

Además, en comparación con placebo, no hay mayor incidencia de convulsiones, trastornos cognitivos e hipertensión en hombres con la fo...

Destacado Progresos Médicos

El vínculo entre la hematopoyesis y aterosclerosis

17 Junio 2019

La disminución de la incidencia de la enfermedad cardiovascular (ECV) y la mejora del pronóstico se deben, en parte, al desarrollo de n...

Ausencia proteica propulsora del adenocarcinoma

03 Junio 2019

El desarrollo del cáncer invariablemente involucra proteínas celulares que tienen efectos no deseados o que se vuelven inactivas. La te...