SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/reportajes/progresos-vitales-para-un-buen-envejecer.html
22 Marzo 2021

Progresos vitales para un buen envejecer

Los adultos mayores más satisfechos con su calidad de vida tienen una mejor salud física, psicológica y conductual, así como también independencia y estabilidad.

El envejecimiento es un tema que ocupa un lugar destacado en la agenda pública mundial, dadas sus evidentes consecuencias en el plano biológico, social y económico, al tratarse de un proceso universal intrínseco que alcanza a todos los individuos sin excepción, progresivo y genéticamente programado. 

Se ha convertido en una de las claves para comprender y adaptarse a los cambios de la población. Los indicadores demográficos están registrando transformaciones en la estructura etária de las sociedades, pero pareciera que ellas no están otorgando a esta materia la importancia que debieran.

Según la Organización Mundial de la Salud, por primera vez en la historia, la mayor parte de la población tiene una esperanza de vida igual o superior a 60 años y se proyecta que represente 2.000 millones de personas para 2050. 

Si bien esta etapa de la vida se encuentra estigmatizada por la presencia de cambios físicos, cognitivos y sociales, es importante reconocer las múltiples necesidades de este grupo heterogéneo, cuidar su bienestar y entregarles herramientas para que puedan participar activamente dentro de la sociedad. Para esto es necesario fomentar la revalorización de su experiencia, conocer sus anhelos y apoyar el desarrollo personal a través del fortalecimiento de su sentido de vida. 

En esa línea, la OMS está liderando acciones en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2021-2030, que buscan fomentar el envejecimiento saludable –entendiéndolo como el proceso de promover y mantener la capacidad funcional que permite el bienestar en la tercera y cuarta edad– para mejorar la vida de ellos, sus familias y las comunidades en las que viven. 

La capacidad de los individuos para envejecer bien va a depender de los índices de “satisfacción con la vida”, los que consideran aspectos hedonísticos (como placeres y emociones) y eudaimónicos (como autorrealización y sentido). 

Transitar saludable y activamente hacia esta etapa es el resultado de un proceso que dura toda la vida. No se trata solo de un asunto biológico, porque también está determinado por factores sociales, psicológicos y ambientales, lo que se traduce en un reto para gerontólogos, geriatras, científicos de diversas disciplinas, políticos y para la sociedad.

Ante la evidencia que enfatiza la necesidad de optimizar el desarrollo del individuo desde la primera infancia, porque es un determinante del bienestar en la vejez, un grupo de investigadores de la University of British Columbia en Canadá se propuso comprobar cómo la utilización de indicadores está cambiando el paradigma sobre el envejecimiento.

El epidemiólogo social Eric Kim y su equipo de especialistas en envejecimiento, bienestar psicológico y físico examinaron datos de una muestra representativa de 12.998 adultos estadounidenses sobre 50 años, a quienes se les solicitó que contestaran un cuestionario de autoevaluación sobre cuán satisfechos se sentían respecto a su vida cotidiana y salud, resultados que fueron valorados a través de un seguimiento de cuatro años, en concordancia con los ciclos electorales en varios países. 

La investigación, publicada en The Milbank Quarterly, demostró que una mayor satisfacción con la vida está relacionada con 21 resultados positivos de salud y bienestar, dentro de los que se incluyen una disminución de 26% de riesgo de mortalidad; 46% de depresión; 25% de limitaciones de funcionamiento físico; 12% de dolor crónico; 14% de aparición de problemas de sueño; 8% más de probabilidad de actividad física frecuente. Y mejor bienestar psicológico en varios indicadores, como el afecto positivo, optimismo, propósito en la vida y dominio, y puntuaciones más bajas en desesperanza, afecto negativo, restricciones percibidas y soledad [1].

El Primer reporte de la felicidad mundial, editado por los economistas John Helliwell, Richard Layard y Jefrey Sachs en 2012, ya planteaba que las políticas públicas que influyen en el bienestar o satisfacción general de un individuo, también lo hacen en su estado de felicidad [2].

“La satisfacción con la vida es la evaluación personal que cada uno realiza en función de los factores que considera relevantes. Si bien está determinada por la genética, los factores sociales y las circunstancias cambiantes de ella, también se pueden mejorar, tanto a nivel individual como colectivo”, destaca el doctor Kim.

Si bien los esfuerzos biomédicos tradicionales se han concentrado en identificar los factores de riesgo de enfermedad, los investigadores y formuladores de políticas públicas están buscando cuáles son los activos sanitarios potencialmente modificables que ayudarían a mejorar la capacidad de las comunidades para fomentar su bienestar físico y mental.

Este estudio es el primero que ha permitido evidenciar cómo una autoevaluación basada en factores que cada uno considera relevantes es un recurso prometedor para la salud. Si bien la genética juega un rol primordial, las estructuras sociales y circunstancias cambiantes de la vida pueden modificar y dinamizar este estado, a través de intervenciones y políticas públicas dirigidas a los determinantes sociales de salud.

“Mientras las naciones hacen una pausa y reevalúan sus prioridades a la luz del cambio generalizado causado por la COVID-19, los salubristas y legisladores tienen una oportunidad excepcional para crear modelos gerontológicos que fomenten la capacidad de las personas para envejecer bien en el mundo luego de la pandemia”.

Sentir que se goza de una buena calidad de vida es crucial. Con el avance del envejecimiento resulta conveniente realizar esfuerzos dentro de un ecosistema interdisciplinario e innovador de colaboración en medicina, para que este grupo mantenga su capacidad funcional e independencia y viva en entornos sociales estables. 

Referencias
[1] Kim ES, Delaney SW, Tay L, et al. Life Satisfaction and Subsequent Physical, Behavioral, and Psychosocial Health in Older Adults [published online ahead of print, 2021 Feb 2]. Milbank Q. 2021;10.1111/1468-0009.12497.
[2] Martínez Aldunate, Daniel. Ivanovic-Zuvic Ramírez, Fernando. Unanue Manríquez, Wenceslao. La felicidad: evidencias y experiencias para cambiar nuestro mundo, LOM, Santiago de Chile. 2013. Pp.324-325. ISBN: 9789567545070.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

6º Congreso chileno de hipertensión

03 Junio 2021

Las conferencias estarán disponibles durante un año, para los inscritos.

...

1er Congreso oftalmológico Pasteur virtual

10 Junio 2021

La calidad de las exposiciones, temáticas y selección de temas a debatir, han sido cuidadosamente seleccionados a fin de asegurar el cu...