SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/reportajes/el-ataque-encubierto-de-la-obesidad.html
11 Noviembre 2019

El ataque encubierto de la obesidad

Por primera vez una publicación reveló que el tejido adiposo puede acumularse en las vías respiratorias de las personas que padecen esta condición, contribuyendo al desarrollo de asma bronquial.

La sospecha existía, mas no la evidencia. Un escenario que cambió, gracias a un estudio que confirmó lo que científicos intuían desde hace décadas. El aumento sostenido de la prevalencia de la obesidad y asma durante los últimos 20 años despertaba curiosidad entre investigadores de diferentes partes del mundo, quienes hacían conjeturas para definir líneas de trabajo dirigidas a encontrar una asociación directa entre ambas enfermedades.

El vínculo entre las patologías ya había sido objeto de distintos sondeos, comprobando que, por ejemplo, la obesidad precede y predice el desarrollo del asma y que mientras mayor sea el grado de la primera, aumenta la complejidad de la segunda. Pero no solo eso, también se determinó que la pérdida de peso mejoraba notoriamente la sintomatología asmática y, además, que la obesidad coexiste con fenotipos intermedios de esta enfermedad respiratoria. Se postularon varios mecanismos biológicos para explicar esta causalidad, desde inmunoinflamatorios y hormonales, pasando por genéticos y dietéticos, llegando incluso hasta la actividad física.

Con el paso del tiempo, se siguió explorando el tema en busca de una explicación más contundente. Y ese argumento científico parece finalmente haber llegado. De forma inédita, un estudio demostró que la adiposidad puede acumularse en las paredes del pulmón y vías respiratorias, algo que ocurre particularmente en las personas con sobrepeso u obesidad. En rigor, se trata de la primera evidencia temprana de que la misma obstrucción que se presenta en estos casos en las arterias coronarias, potencialmente conducente a un accidente vascular, puede manifestarse en el aparato respiratorio, vinculándose directamente con el asma.

Hasta ahora se creía que la conexión entre obesidad y asma podría ser causada por una presión adicional en los pulmones o bien una inflamación sistémica, sin embargo, el trabajo publicado en European Respiratory Journal (DOI:10.1183 / 13993003.00857-2019) sugiere que los depósitos grasos también desempeñan un papel clave en esta relación, contribuyendo a la aparición de dificultades respiratorias y el desarrollo de asma bronquial.

Uno de los centros operativos del estudio fue el Hospital Sir Charles Gairdner en Perth (Australia), un recinto de salud público reconocido internacionalmente por sus investigaciones innovadoras y aporte al desarrollo de la medicina. Ahí se desempeña el doctor John Elliot, líder del proyecto, quien explicó que el equipo que dirige explora la estructura de las vías respiratorias dentro de los pulmones y cómo se alteran en personas con enfermedades respiratorias. “Al observar muestras de pulmón, vimos tejido graso que se había acumulado en las paredes de las vías respiratorias. Queríamos ver si esta acumulación se correlacionaba con el peso corporal”.

Más allá de la presión directa que ejerce el exceso de peso sobre los pulmones o el aumento general de la inflamación, los resultados apuntan a que el tejido adiposo altera la estructura de las vías respiratorias de las personas y esto podría ser una de las razones del aumento del riesgo de asma.

“Creemos que en este proceso interviene otro mecanismo. Hemos encontrado que el exceso de grasa se acumula en las paredes de las vías respiratorias donde ocupa espacio y parece aumentar la inflamación dentro de los pulmones, lo que causaría un engrosamiento de las vías respiratorias, limitando el flujo de aire dentro y fuera de los pulmones. Eso podría explicar al menos en parte un aumento en los síntomas de asma”, detalló el doctor Peter Noble, coautor y profesor asociado de la Universidad de Australia Occidental.

Para llegar a esta conclusión se examinaron muestras de pulmón post mortem, donadas y almacenadas en un banco de tejidos. Correspondían a 52 personas, incluidas 15 que no habían reportado asma, 21 que la padecían pero que fallecieron por otras circunstancias y 16 que murieron como consecuencia directa de esta enfermedad.

Utilizando tinción para visualizar las estructuras de 1.373 vías aéreas mediante microscopía, se identificaron y cuantificaron los tejidos grasos presentes, para luego comparar los datos con el índice de masa corporal (IMC) de cada individuo. El análisis reveló que el tejido graso se acumula en las paredes de las vías respiratorias y que la cantidad adiposidad presente crece en línea con el incremento del IMC. “Este aumento de grasa altera la estructura normal de las vías respiratorias y provoca inflamación en los pulmones”, coinciden los científicos.

Los esfuerzos ahora apuntan a determinar si la pérdida de peso podría revertir el impacto potencial de la obesidad en la salud respiratoria. Por el momento, el estudio confirma la relevancia de llevar un estilo de vida saludable y mantener un peso adecuado para el buen funcionamiento del cuerpo humano.

“Este es un gran hallazgo sobre la relación entre el peso corporal y las enfermedades respiratorias, porque muestra cómo el sobrepeso o la obesidad podrían empeorar los síntomas para las personas con asma. Esto va más allá de la simple observación de que los pacientes con obesidad necesitan respirar más con actividad y ejercicio, lo que aumenta su carga respiratoria. Necesitamos investigar este descubrimiento con más detalle e indagar si este fenómeno puede revertirse con la pérdida de peso. Mientras tanto, debemos apoyar a los pacientes con asma para ayudarlos a alcanzar o mantener un peso saludable”, concluyó el doctor Thierry Troosters, presidente de la Sociedad Respiratoria Europea.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Galería Multimedia

Puesta al día en salud mental

09 Diciembre 2019

Bajo la dirección de la doctora Sabha Yunes Guzmán, se llevaron a cabo en la Universidad San Sebastián, sede Puerto Montt, las Jornada...

Inauguración IV Simposio glaucoma

30 Noviembre 2019

Organizado por la Sociedad Chilena de Glaucoma, el encuentro está orientado a especialistas en glaucoma y oftalmólogos generales.

...

Destacado Agenda de Eventos

52° Congreso chileno de enfermedades respiratorias

25 Marzo 2020

Debido a la suspensión del 52°Congreso anual de la SER, que se iba a realizar entre el 5 y 9 de noviembre de 2019 en Coquimbo por las r...

XXX Congreso chileno de endocrinología y diabetes

19 Marzo 2020

En esta ocasión la Sociedad ha elaborado un programa que toma en cuenta el carácter multidisciplinario de las especialidades. Para esto...