SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/para-el-adolescente-es-vital-que-se-respeten-sus-tiempos-y-espacios.html
27 Julio 2020

Dra. Katherine San Juan Brinck:

“Para el adolescente es vital que se respeten sus tiempos y espacios”

El confinamiento en este grupo etario puede traer consigo sentimientos de soledad, frustración, irritabilidad y sensación de injusticia. Validar sus emociones es clave para sobrellevar de mejor manera este periodo.

La pandemia por COVID-19 ha obligado a que las personas realicen abruptas modificaciones en sus formas de vida. Si bien contagiarse es uno de los grandes miedos que aquejan a la población, el distanciamiento social también puede generar consecuencias emocionales.

Esta última afirmación se sustenta en estudios preliminares realizados en Asia y Europa, donde se evidencia una relación entre largas cuarentenas y la aparición de casos de angustia.

En 2013 la Universidad de Kentucky, en Estados Unidos, publicó un análisis sobre el impacto que tenían las medidas de aislamiento como un método para controlar la propagación enfermedades. Como resultado,  30% de los niños confinados y 25% de sus padres cumplían con criterios para diagnosticar trastorno de estrés postraumático. 

Una reciente encuesta realizada en la provincia china de Hubei, alertó sobre el aumento de síntomas depresivos y de ansiedad en una muestra de 2.330 escolares, después de 34 días de confinamiento debido a la COVID-19.

En nuestro país el escenario no es muy distinto, y la doctora Katherine San Juan, psiquiatra formada en la Universidad de Chile, quien ha enfocado su carrera en el adulto y adolescente, abordando áreas de trastornos afectivos y cognición, así lo ha comprobado en sus consultas.

- Se sabe que el adulto mayor es el principal grupo de riesgo, ¿qué ocurre con la población adolescente? 

Los personas de la tercera edad ya han vivido otras catástrofes o momentos difíciles en su vida y, por lo tanto, tienen mejor capacidad de adaptación. En cambio, los niños desconocen la gravedad del motivo de confinamiento y están generalmente felices de poder estar con sus padres mayor tiempo. Sin embargo, este grupo disfruta más de compartir con sus amigos que pasar en familia. Es habitual verlos los fines de semana encerrados en sus habitaciones y solo salen para alimentarse y cuando llega la noche para despedirse antes de juntarse con sus amigos o parejas. Alejarlos físicamente de ellos puede traer sentimientos de soledad, frustración, irritabilidad y sensación de injusticia. Sin embargo, no debemos menospreciar sus habilidades tecnológicas, con las que muchos se las han ingeniado para mantener reuniones y encuentros virtuales. No debemos olvidar que existe un grupo de jóvenes con rasgos evitativos o francamente con fobia social a los que el confinamiento les acomoda, de ellos también debemos preocuparnos, ya que esto no durará para siempre y deberán en algún momento volver a interactuar con sus pares, por lo que es importante que se mantengan activos socialmente.

- Entonces, la interacción social cobra mucha relevancia...

Establecer vínculos con sus compañeros es una de las tareas esenciales del desarrollo adolescente. Si bien las redes sociales los mantienen activos con sus amigos, no es lo mismo que la interacción presencial. El desarrollo de habilidades sociales y de asertividad necesita de contacto directo, es un aprendizaje por ensayo y error. La adolescencia es una etapa vital marcada por una compleja transformación individual, aquí las emociones y las hormonas están a flor de piel, y las relaciones de amistad se convierten en el único refugio donde encontrar comprensión frente a las dificultades cotidianas. El no relacionarse con sus pares puede generar muchos sintomas, entre ellos, sensación de ser incomprendido, de no pertenencia y falta de propósito en la vida.

- Pese a que la COVID-19 no discrimina por edad, existen jóvenes que no cumplen con el confinamiento. ¿A qué lo atribuye?

Ser temerario y sentirse invencible es una característica de la adolescencia. El ser obediente a los padres no es algo que se valore a esta edad. Por el contrario, el rebelde, el que no respeta la autoridad y desafía los límites, suele ser más respetado por el grupo. Teniendo en cuenta la etapa evolutiva de los adolescentes, y en particular los cambios que está experimentando su cerebro, son tres veces más propensos a realizar conductas de riesgo en comparación a niños y adultos. 

La zona prefrontal del cerebro adolescente está menos madura, lo que los hace más impulsivos y menos reflexivos. También es muy importante recalcar que ellos se sienten solo comprendidos por sus pares y tienen un sentido de grupo muy fuerte, del cual la familia no forma parte, por el contrario, muchas veces sienten que ellos no logran entenderlos. 

Lo que ha llamado enormemente mi atención, es que he visto que varios de mis pacientes adolescentes han experimentado un síntoma típico de abstinencia. Así como las personas drogodependientes sueñan con drogarse, los jóvenes en confinamiento sueñan que están “carreteando” con todos sus amigos, en donde el disfrute no tiene límites, lo que le da el carácter sintomatológico, transformando esto en algo más biológico. 

Como padres tenemos que enfatizar la importancia del aislamiento social y reforzar el hecho que, si bien ellos no son el grupo de mayor riesgo, tampoco los excluye por completo y, lo más importante: pueden convertirse en vectores del virus y contagiar a abuelos y padres con patologías crónicas que podrían tener consecuencias lamentables.

- La OMS advirtió que uno de los grandes efectos del confinamiento sea un posible aumento de suicidios y trastornos psiquiátricos en la población juvenil…

He leído sobre este pronóstico de mayores casos de suicidio, sin embargo, hasta la fecha no se ha demostrado. En mi consulta he visto exacerbación de síntomas en pacientes depresivos, como el pesimismo, tendencia al aislamiento emocional y melancolía. Los jóvenes con déficit atencional e hiperactividad lo están aún más, y se han vuelto más irritables y desafiantes con sus padres. 

Quienes poseen mal manejo de la rabia y del control de impulsos generan ambientes muy hostiles en sus casas, algunos al borde de la violencia intrafamiliar. Los pacientes evitativos tratan de no encender sus cámaras en clases, opinan menos o simplemente hacen la "cimarra" online.

Lo que es muy preocupante es el aumento en el consumo de sustancias como alcohol, tabaco y THC a partir del confinamiento. El estrés emocional que esto ha producido puede explicar esta conducta que se ha tornado en una estrategia poco saludable para regular, evadir emociones y situaciones incómodas y experimentar una especie de botón de apague al modo confinamiento. 

Los españoles, que comenzaron antes con la pandemia, han realizado varios estudios de investigación como, por ejemplo, el de Educación Emocional en la Infancia y Adolescencia, de la Universitat de València. Este trabajo arrojó interesantes resultados a destacar, entre ellos, cuatro de cada cinco adolescentes dicen estar preocupados por su estado psicológico durante el confinamiento. Mientras que, 69% de los jóvenes entre 14 y 18 años señala que le angustia la posibilidad de que un familiar se contagie de COVID-19. Por otro lado, se les aplicó la escala de depresión, ansiedad y estrés, DASS 21, y el resultado arrojó que 79,4% presenta síntomas de ansiedad, 92,1% sintomatología depresiva y 88,6% estrés. 

Respecto de otras consecuencias, 80,2% menciona tener dificultades para concentrarse; 79,2% presenta episodios de insomnio, y 47% reporta que está comiendo en mayor cantidad. El 58,2% dice que está realizando menos ejercicio físico.

Sobre el uso de tecnología, 81,6% reconoce pasar más tiempo en redes sociales, y 87,3% utiliza más que antes dispositivos electrónicos como celular, tablet o computador.

- Según su experiencia, ¿cuáles son los problemas más habituales con los adolescentes en este contexto de cuarentena?

Son varias, entre ellas la desmotivación a la hora de realizar tareas del colegio; sobreexposición a las pantallas; conflictos intrafamiliares; desorden con los alimentos y horarios; tendencia a evitar los espacios comunes familiares, pasando la mayor parte del día encerrado en sus habitaciones; escasa o nula participación con las labores de la casa; falta de control de parte de los padres de lo que hacen dentro de sus dormitorios, con riesgos, por ejemplo, a que  vean contenidos inapropiados para su edad; consumo de tabaco y otras sustancias; peticiones reiteradas para salir de casa en pleno confinamiento.

- Considerando estos casos, ¿qué importancia tiene la teleconsulta y la mantención de controles y terapias?

Si estás en un tratamiento psiquiátrico, mantener los controles es importante siempre y en cualquier grupo etario. Abandonarlo en una situación de crisis es un grave error. Desde el inicio de la pandemia a la fecha, he visto más de 500 pacientes vía telemedicina y los adolescentes son los más rápidos en acostumbrarse a este diferente tipo de consulta, para ellos no es nuevo, ya que las llamadas por Zoom, Whatsapp o Facetime son cosas normales. Esto les ha resultado más difícil a los pacientes de la tercera edad, quienes no manejan con mucha habilidad las aplicaciones del teléfono ni del computador. El mantener los controles permite ir rápidamente identificando la aparición de nuevos síntomas o problemáticas que, al ser tratados y abordados rápidamente, reducen su impacto en el paciente y familia.

- Qué acciones podrían hacer de este periodo una etapa más llevadera...

Como padres tenemos que tratar de hacerlos sentir cómodos y respetar sus espacios y tiempos. Debemos ponernos en su lugar y explicarles que entendemos su frustración por no ver a sus amigos o parejas y, a la vez, que los apoyaremos con tiempo y espacios de privacidad para contactarse con ellos por videollamada.

Es importante validar sus emociones, es decir, permitir que estén un día enojados o mañosos. Si ya para los adultos esto es difícil, hay que imaginar lo que es para ellos. Se debe ser más flexible con las reglas, sobre el tiempo dedicado a las redes sociales. A ningún padre le gusta ver a su hijo conectado gran parte del día a Facebook o Instagram, pero en periodos de confinamiento ayudará a compensar las instancias de socialización que se han perdido por el encierro.

La idea es poder motivarlos a ser creativos acerca de nuevas formas de interactuar con sus amigos. Incentivar el deporte, no solo con palabras, sino con compañía y no recargarlos con tareas de la casa.

Apoyar y facilitar la educación online. No estábamos preparados para esto, ni contábamos con tantos computadores ni escritorios para brindarles las comodidades necesarias para esta nueva modalidad de clases. En la medida de lo que se puede, debemos tratar de hacer sus jornadas más cómodas, especialmente para aquellos con trastornos por déficit de atención e hiperactividad, de aprendizaje o problemas de organización. Si nuestros hijos tienen rasgos obsesivos y los vemos frustrados por no rendir como antes, debemos explicarles que estos son tiempos diferentes y que no pueden esperar tener los mismos resultados.

Ayudar a mantener horarios de sueño y comidas, algo que se ha visto alterado en los adolescentes. Como los tiempos de inicio de clases no son los mismos todos los días, tienden a despertar a horas diferentes, generalmente 30 minutos antes y acostarse muy tarde. No comen durante el día y "asaltan" el refrigerador por la noche. Es importante llegar a un acuerdo respecto a las horas de despertar y acostarse y tratar que participen de algunas de las comidas en familia.  

Por último, ser conscientes que las confrontaciones serán inevitables. Comprender que todo lo que dicen no está dirigido hacia nosotros, sino que es consecuencia de la impotencia y rabia que les da no poder salir. Debemos brindarles privacidad a puerta cerrada. Los adolescentes necesitan un espacio exclusivo para ellos, el comprender eso favorece mucho la convivencia.

Por María Ignacia Meyerholz L.

Mundo Médico

Destacado Galería Multimedia

Medicina UFRO despide nueva cohorte

07 Marzo 2020

La Universidad de La Frontera graduó a 66 médicos en una ceremonia encabezada por la doctora Andrea González, directora de la carrera ...

Congreso Schot

30 Diciembre 2019

El director del congreso chileno de ortopedia y traumatología 2019, doctor Francisco Soza Rex, agradeció el interés del evento por ent...

Destacado Agenda de Eventos

Oncología básica para profesionales de la salud en atención primaria

06 Octubre 2020

Este curso pretende que los distintos profesionales de la salud que se desempeñan en atención primaria se familiaricen con los aspectos...