Registrarse

SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/las-ondas-de-choque-tienen-un-futuro-promisorio-en-medicina-urologica.html
20 Febrero 2017

Dr. Reinaldo Morales Moraga:

“Las ondas de choque tienen un futuro promisorio en medicina urológica”

El especialista de los Centros Uronorte y UROsex de Antofagasta conversó con SAVALnet sobre el aporte de este tratamiento no invasivo que, en la actualidad, constituye una alternativa a la cirugía y acelera los tiempos de regeneración de tejidos hasta en un 60 por ciento.

La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad de lograr o mantener una erección suficiente para la penetración, que lleva a una alteración en la calidad de la vida sexual. Tiene la particularidad de ser una enfermedad con un fuerte componente subjetivo, debido a que afecta la calidad de vida, la autoestima y la relación de pareja. 

Después de la eyaculación precoz, la DE es la alteración más común de la función sexual masculina y es un síntoma centinela de disfunción endotelial que abre una puerta hacia el entendimiento de la salud global del hombre; puede representar un impedimento importante para la calidad de vida y se ha asociado con comorbilidades médicas y psicosociales en hombres y mujeres.

Aproximadamente 140 millones de varones en el mundo la padecen y existe una relación directamente proporcional de la progresión de la enfermedad con el aumento en la edad. Su prevalencia es de 30 a 35 por ciento en pacientes entre 18 y 40 años. Algunos de los factores de riesgo que más se asocian con ella son antecedentes cardiovasculares, diabetes mellitus, síndrome metabólico y depresión.

Un entendido en esta materia es el doctor Reinaldo Morales Moraga, urólogo formado en la Universidad de Chile que en la década del 80’ llegó a trabajar a la ciudad de Tocopilla como general de zona y que luego de su beca se instaló en Antofagasta de manera definitiva. 

Desde entonces, se ha preocupado de la salud urológica de la región, que presenta algunas particularidades: la contaminación ambiental por metales pesados producto de la actividad minera e industrial y por arsénico, que se encuentra naturalmente en la zona y contamina las aguas.

Es bien conocido que la exposición crónica a arsénico es causante de desarrollo de cáncer broncopulmonar, de vejiga urinaria, renal y vías urinarias, hepático y de piel y que aumenta la incidencia y la mortalidad por infartos al miocardio, incluyendo personas jóvenes que, normalmente, no son afectados por esa patología, pero también se ha descrito en algunos países incremento de personas afectadas con disfunción eréctil e infertilidad.

Al tratamiento médico oral, la utilización de aparatos mecánicos de vacío o cirugía revasculizadora se ha incorporado la utilización de ondas de choque de baja intensidad que son ondas mecánicas, similares a los ultrasonidos, pero con una frecuencia y densidad de energía más alta y de impacto directo sobre la zona dañada, que promueve la regeneración y los procesos reparativos de huesos, tendones y otros tejidos blandos.

Para conversar sobre los beneficios y el futuro de esta alternativa terapéutica, el doctor Reinaldo Morales Moraga, especialista de los Centros Uronorte (http://www.uronorte.cl/) y UROsex (http://www.urosex.cl/) de Antofagasta, se entrevistó con SAVALnet. 

- Doctor Morales, para comenzar, nos podría señalar ¿en qué consiste la disfunción eréctil vascular? 

La disfunción eréctil se define como la incapacidad de tener una erección lo suficientemente rígida para iniciar y mantener una relación sexual.

- ¿Cuáles son las principales causales de este problema? 

La verdad es que el problema puede tener diversas causas: vasculares, hormonales, estructurales, neurológicas, psicológicas o a los efectos de diversos fármacos. Por ejemplo, en la Región de Antofagasta, existe un daño vascular por arsénico que está relacionado a la patología. También el abuso de drogas, alcohol y tabaquismo crónico son hábitos nocivos que tienen efectos negativos sobre numerosos tejidos y funciones del organismo, entre los que se encuentra la respuesta sexual y, más concretamente, la función eréctil. La salud sexual de los individuos está directamente relacionada con la salud global, es decir, con el bienestar físico, psíquico y social. De modo que si algunos de estos atributos falla, hay más posibilidades de dificultar el proceso de la erección.

- ¿Qué tipo de tratamientos se utilizan para abordarla? 

El tratamiento parte por hacer un buen diagnóstico de la condición del paciente y su entorno. El tratamiento, en general, se plantea en etapas, siendo la primera la identificación de los factores perturbadores y la prescripción de medicamentos orales inhibidores de la fosfodiasterasa tipo 5 (PDE5), así como la utilización de aparatos mecánicos de vacío y ondas de choque. Como tratamiento de segunda línea podemos suministrar medicamentos vasoactivos inyectables y cuando ambas terapias fracasan podemos recurrir a la cirugía revasculizadora o al implante de una prótesis peneana maleable o inflable.

- ¿Cuál es la prevalencia de este problema?

Las tasas de disfunción eréctil en personas mayores de 40 años superan un 40 por ciento, estadística que a los 60 años supera el 60 por ciento. De modo que se trata de un problema muy prevalente, particularmente en nuestra ciudad donde el arsénico presente en el ambiente tenía niveles muy altos hasta los años 70’, cuando se diseñaron las plantas de abatimiento del arsénico. A pesar de que ya no existen, las secuelas persisten hasta hoy en los nacidos antes de esa fecha. 

- Actualmente, se dispone de tecnología que permite luchar contra el déficit circulatorio y la pérdida de la elasticidad del pene: las ondas de choque de baja intensidad. ¿Qué son y cómo funcionan?

Las ondas de choque fueron desarrolladas en Europa en los años 80’ para para tratar los cálculos urinarios. Posteriormente, alrededor de 2010, se comenzaron a utilizar ondas de choque de baja intensidad (LI_ESWT) para el tratamiento de la disfunción eréctil, enfermedad de La Peyronie, también conocida como induración plástica del pene o curvatura del pene, y dolor prostático. Los estudios han demostrado que favorece la erección espontánea, mejora la respuesta a las drogas de uso oral y rehabilita –incluso- a algunos pacientes con nula respuesta. No tiene efectos adversos significativos y ni contraindicaciones, salvo en pacientes que usan anticoagulantes. La acción terapéutica consiste en estimular las células madre del pene, de este modo se favorece la angiogénesis, es decir, el proceso fisiológico de la regeneración nerviosa en el tejido cavernoso, cuya evidencia fue presentada por el doctor Tom Lue, una eminencia en este campo, en la reunión anual de la American Urological Association's realizada el año pasado en San Diego. 

- ¿Cuándo llegó este adelanto a la ciudad de Antofagasta y quiénes fueron sus impulsores? 

Luego del congreso de San Diego, donde pude constatar el auge de esta opción terapéutica, adquirí un equipo de ondas de choque de última generación. El proveedor es Storz Medical A.G., una de las más prestigiosas industrias de instrumental y equipamiento médico con casa matriz en Suiza. Además, con un grupo de urólogos, adquirimos un equipo de litotripsia para cálculos urinarios para el Norte Grande, teniendo mucha experiencia en ondas de choque y además siendo certificados por Storz.

- ¿Qué nos podría comentar sobre el dispositivo con el que cuentan en la Región de Antofagasta y sobre el grado de desarrollo de este tratamiento en Chile? 

Se trata del primer equipo que llega al norte de Chile y uno de los primeros en su tipo en funcionar en el país. Se trata de instrumental de la más alta tecnología. Su uso está aprobado por la Asociación Europea de Urología desde el año 2013 y se encuentra en los más importantes centros urológicos de Europa.

- ¿Cuáles son los beneficios de esta terapia y a partir de qué sesión se empiezan a observar? 

La terapia con ondas de choque es un método auxiliar para el tratamiento de la disfunción eréctil. Se realiza en sesiones de alrededor de 20 min de duración, es ambulatoria e indolora y los beneficios suelen verse desde la tercera sesión. En algunos casos, antes.

- ¿Existe alguna contraindicación para esta terapia?

La única contraindicación es el uso de medicamentos anticoagulantes.

- ¿Es posible utilizar este tratamiento en otro tipo de patologías urológicas? 

Exactamente, con las ondas de choque de baja frecuencia es posible abordar y dar tratamiento a la enfermedad de La Peyronie y al dolor perineal causado por prostatitis.

- Por último doctor, ¿podríamos decir que las ondas de choque de baja intensidad llegaron a revolucionar a la especialidad urológica?

En septiembre del año pasado participé en una actividad de la Asociación Chilena de Ondas de Choque (Achitoc), de la cual soy miembro, y me pude percatar de la inmensa aplicación clínica de ellas, no sólo en el ámbito urológico, sino que también en la traumatología, odontología o como ayuda en la cicatrización de heridas difíciles. El fundamento de su uso es el mismo: la neoangiogénesis y la regeneración de tejidos. Yo tengo la convicción que esta nueva tecnología tiene un futuro promisorio en lo que se está conociendo como medicina regenerativa.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Galería Multimedia

Pediatría cierra exitoso congreso 2017

09 Octubre 2017

Cerca de mil 200 profesionales de distintos puntos del país y del extranjero se reunieron, entre el miércoles 4 y sábado 7 de octubre, en...

XXXI Congreso chileno de reumatología

06 Octubre 2017

En el Hotel de la Bahía Enjoy de Coquimbo se inauguró la versión 2017 de una de las actividades más importantes para los reumatólogos del...

Destacado Agenda de Eventos

XI Congreso Alanepe 2017

25 Octubre 2017

Será una excelente ocasión para demostrar que Alanepe ha alcanzado un alto nivel científico, y para que todos asistan a conferencias alta...

90 Congreso chileno e internacional de cirugía

01 Noviembre 2017

Encuentro de alto nivel científico se ha propuesto promover el trabajo en equipo, como también fortalecer una plataforma de vanguardia de...

Jornadas de dolor agudo post cirugía

03 Noviembre 2017

Coordinadores: Dres. María Eliana Eberhard y Marisol Ahumada.

...