SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/la-etica-medica-juega-un-rol-fundamental-en-pandemia.html
22 Febrero 2021

Dra. Tatiana Reyes Rubio:

“La ética médica juega un rol fundamental en pandemia”

Acompañar y velar por la salud biopsicosocial son aristas fundamentales que hoy, más que nunca, se necesitan de parte de los profesionales del área.

La pandemia por COVID-19 ha posicionado al mundo en una situación dolorosa y de incertidumbre para la cual no estábamos preparados. Su incidencia ha sido diferente en las diversas regiones del globo, lo cual ha llevado a la implementación de diversas estrategias, pero que coinciden en ciertos aspectos, como la necesidad de proteger la salud pública, la exigencia de tomar decisiones difíciles para salvar la vida y salud de las personas.

La doctora Reyes es presidenta del Comité de Ética Científica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, docente de fisiopatología y residente de urgencia en la Unidad de Paciente Crítico del Hospital de la Fuerza Aérea.

“He visto mucho sufrimiento, y nuestro deber como profesionales de la salud es acompañar al paciente de la mejor forma que podamos, entregando nuestro máximo desempeño”, comenta la doctora, quien conversó con SAVALnet para dar una mirada a la relevancia que tiene la ética en la crisis sanitaria.

- Doctora, ¿qué rol juega la ética en la práctica del médico?

Es algo que desde siempre ha sido parte de la medicina. Y si bien hace unos 20 o 30 años recién se incluyó como ramo dentro de la carrera, es un concepto que cada vez ha ido cobrando mayor importancia. La relación que se forma con el paciente, el mejorar la calidad de atención y estar pendientes de los resultados del tratamiento, son conceptos que hoy y desde los inicios de nuestra formación nos deben preocupar. La mayor parte de la moral -que es la que debe regir a un médico- está muy asociada al juramento hipocrático que se hace al salir de la escuela. Se promete desempeñar la medicina con conciencia de dignidad, y que la salud y vida del enfermo serán siempre las primeras preocupaciones para considerar.

En el contexto actual, como primera línea, hemos sido testigos del sufrimiento de los pacientes, pues es algo nuevo y atemorizante. Esta angustia comienza desde el momento en que el médico le habla a la persona desde el otro lado de un plástico y a través de una mascarilla para poder explicar las opciones de tratamiento que, finalmente, son solo de mantención y no de eliminación del virus; explicar eso a un paciente es difícil.

Por supuesto entonces que la ética juega un rol fundamental en todo esto que estamos viviendo, desde el momento que un médico se compromete a tratar a un paciente, aunque se pueda contagiar, a tocarlo y a examinarlo, a pesar del peligro, y acompañarlo en ver qué se puede hacer para tratarlo. También está todo lo que conlleva a la familia, quienes muchas veces no pueden estar cerca de la persona contagiada y es ahí donde uno nuevamente está codo a codo con el paciente, no solo tratando de curar su cuerpo, sino con la intención de acompañar y brindar salud biopsicosocial.

- Han sido tiempos difíciles y agotadores…

Cada uno está aplicando su moral y ética en la medida de sus condiciones, por eso digo que cuando alguien elije ser medico no debe pensar que es algo idílico o que los hará millonarios, porque eso no es cierto. Nuestra profesión nos liga a estar siempre atentos y presentes, pues uno es médico en el hospital, casa, academia, calle y en la vida. Nuestra gran preocupación y carga hoy es cómo poder seguir atendiendo y mantener a raya la probabilidad de contagiar a nuestras familias, pero es algo en lo que no podemos detenernos mucho y solo actuar con los mayores resguardos.

- ¿Cuáles son los desafíos que hoy enfrenta la ética médica?

Son varios, ya que las leyes limitan mucho la investigación en Chile. Sin embargo, con la llegada de la pandemia surgió la necesidad de comprender, rápidamente, qué es lo que estaba pasando y cómo se podía prevenir y curar. Esa inmediatez chocó con lo que a nosotros nos han enseñado todo el tiempo, que tiene que ver con los procesos de regulación en ética científica y que toda investigación debe ser estrictamente regulada. Pero, ante la presencia del SARS-CoV-2, la OMS, así como organismos de ética nacionales, priorizaron la revisión y aprobación de todo aquello que, bajo ciertas condiciones, pudiera ayudar a actuar. Por lo tanto, desde el punto de vista de la ética, se está priorizando la salud de la población. Jamás en la historia de la investigación había existido tanta publicación respecto a un solo tema, y eso, desde el punto de vista de la regulación, hace que realizarla sea mucho más flexible. 

De cierto modo es algo bueno, pues hasta hace poco, para hacer investigación se les pedía a los pacientes que fueran a una notaria para firmar un protocolo de investigación, eso ya era algo impracticable, imaginar, por ejemplo, un recién operado o alguien con respiración mecánica tener que trasladarse para aprobar el participar en un protocolo. Ahora eso es imposible, hay que pensar que los pacientes tienen la enfermedad y que son vulnerables, debemos considerar sus niveles de ansiedad y necesidad de que les digan que hay algo que los puede mejorar y que permitirá no contagiar a quienes tienen al lado, es decir, dar esperanza. La desesperación puede llegar a ser algo muy importante, entonces hay que cuidar a todas esas personas que son vulneradas y, al mismo tiempo, que todos tengan el mismo acceso y sean bien tratados, eso tiene que ver mucho con la bioética y la regulación. Todo esto nos ha llevado a flexibilizar y priorizar a la población, sin poner tantas trabas, optimizando el tiempo y posibilidad de realizar este tipo de estudios. A grandes rasgos, debemos comprender que el daño de no vacunarse puede ser mucho mayor.

Como dijo hace algunos días el doctor Marcelo Wolff, infectólogo del Hospital San Borja Arriarán, “en este momento por coronavirus está muriendo uno de cada mil chilenos”, entonces, bajo estas condiciones, hay que actuar.

- ¿Cómo evalúa la participación de organismos como la OMS?

Me parece que ha sido mejor que en otras epidemias que hemos tenido. Aprendiendo del pasado se puede tener mejor futuro. Creo que, si bien la alerta fue temprana, las medidas que se han tomado en el país han sido sensibilizadas por razones económicas y políticas, lo que ha hecho que el manejo sea más difícil. Uno podría poner a toda la población del mundo en cuarentena, pero eso generaría tal hambruna, que lo que tenemos que hacer es seguir en las condiciones actuales, que es lo que ha aconsejado la OMS y el gobierno. Por último, recordar que debemos ser adaptativos. 

- ¿Qué hemos aprendido de esta pandemia y qué cambiará en cuanto al abordaje de conflictos éticos en sanidad una vez finalizada?

Creo que hemos aprendido a ser más humanos. Hace mucho que no había tanto sufrimiento, y eso hace que una persona se rija más por la moral, ética y cosas que no aparecen en las guías. Es increíble todas las veces que he escuchado dar gracias a la pandemia porque la gente se volvió a conectar, nos hemos dado cuenta de lo importante que es estar en familia y cuidar de una sociedad. Respecto a investigación, espero que esto sea un puntapié para aumentarla, no puede ser que por ciertas leyes esté tan detenida. Espero que el mundo que cambie de homocéntrico y egocéntrico a un nuevo episodio de nuestra historia humana de mayor contacto con la comunidad y darnos cuenta de que nuestra vida en sociedad es importante.

Por María Ignacia Meyerholz L. 

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

LIV Jornadas de investigación pediátrica

24 Marzo 2021

Evento dirigido a médicos, enfermeras, químicos farmacéuticos, matronas, tecnólogos, bioquímicos, psicólogos, kinesiólogos, ciruja...

IX Curso internacional de pediatría

07 Abril 2021

Directores:
Dra. Marcela Monge I.
Dr. Andrés Castillo O.
Dr. Álvaro González M.

...