SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/integrar-la-medicina-de-genero-influye-en-un-mejor-diagnostico-y-tratamiento-de-pacientes.html
23 Enero 2023

Dra. Daniela Ribbeck Baraibar:

“Integrar la medicina de género influye en un mejor diagnóstico y tratamiento de pacientes”

La tarea está en formar profesionales capaces de identificar las diferencias biomédicas y psicosociales relevantes entre hombres y mujeres en distintas enfermedades.

“La incorporación de la conciencia de género en la formación de los profesionales de la salud es de suma importancia”, así lo explica la doctora Daniela Ribbeck Baraibar, ginecóloga de la Universidad de Chile y coordinadora de la cátedra de Ginecología y Obstetricia de quinto año en la Facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián.

Es fundadora de la Escuela La Tribu y Sorored, además es integrante de la Asociación de Ginecólogas Chile, de las sociedades chilenas de Ginecología Infantil y de la Adolescencia, y de Endocrinología Ginecológica.

La doctora Ribbeck es una promotora de estos temas. La pandemia y el confinamiento sirvieron como impulso para crear la cuenta de Instagram @dani.ginecologa para compartir conocimiento, puntos de vista e información relevante, sirviendo, además, como un espacio de ayuda y consejería para la mujer.

- Una de sus principales líneas de trabajo es el enfoque de género…

Lo primero que hay que hacer es educar. Gran parte de la población, incluso de profesionales de la salud, no sabe o tiene ideas erróneas respecto a lo que significan estos temas. Trabajar con enfoque de género es entender las diferencias y desigualdades que vivimos las mujeres producto de los roles que se nos han asignado en nuestra sociedad, los cuales nos afectan en todos los aspectos de la vida. Un ejemplo de esto es que, por el simple hecho de ser mujeres, se nos asigna el ser cuidadora del hogar, lo que desencadena tener tres veces más carga de trabajo no remunerado que los hombres. Este es uno de los múltiples factores que influyen en que “la pobreza tenga cara de mujer”.

Al investigar sobre estos conceptos surgió en mí un genuino interés en ser un agente de cambio e incorporar el enfoque de género en mi quehacer profesional. Por ejemplo, el tema de la autonomía corporal es la capacidad que tienen las personas de tomar decisiones sobre sus propios cuerpos. Según el informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas en salud sexual y reproductiva (UNFPA 2021) al menos el 45% de las mujeres en el mundo no tiene autonomía corporal: el índice peor evaluado es la capacidad de escoger cuándo y con quién tener relaciones sexuales.

- ¿Cuáles son las problemáticas que ve en su quehacer profesional? 

Observo tres problemas extremadamente frecuentes. Primero, la violencia contra las mujeres, especialmente la de carácter sexual y por pareja íntima. Segundo, la normalización del dolor, como el malestar menstrual e incomodidad en las relaciones sexuales. Tercero, el estrés por los estándares de belleza. Estos afectan la salud global, generan problemas de carácter mental, dolores crónicos, trastornos de conducta alimentaria. Todo es parte de las enfermedades más prevalentes en la mujer. Los profesionales de la salud debiesen saber cómo indagar estos puntos en la entrevista clínica, pero las universidades no lo enseñan, menos aún a qué hacer si se detectan estos problemas.

Por otra parte, existe un fenómeno conocido como “sesgo de género en ciencias de la salud”. Históricamente se ha enseñado y estudiado la medicina en cuerpos de hombres. Tenemos diferencias biológicas y anatómicas, los fármacos no actúan igual y las enfermedades no tienen los mismos síntomas ni requieren el mismo tratamiento. Sin embargo, los atlas de anatomía muestran principalmente imágenes masculinas, de hecho, ninguno de los atlas de anatomía usados en medicina incluye la anatomía completa del clítoris.

Hay más investigaciones de fármacos realizadas en hombres que en mujeres. En los años 70´ se describió que mujeres con infarto al corazón tenían mayor mortalidad que los hombres. Al investigarse se vio que se demoraban más en consultar y en recibir tratamiento. ¿El motivo? Siempre se ha relacionado la sintomatología masculina con el infarto al corazón: dolor al pecho opresivo que se irradia al hombro izquierdo. Pero en ellas es distinta: falta de aire, ahogo, cansancio extremo. Por lo tanto, ni mujeres ni profesionales de la salud se daban cuenta que era un infarto al corazón.

Entonces cabe imaginar las millones de mujeres que han consultado por infarto al corazón y son diagnosticadas de “crisis de angustia”. Hace un tiempo un estudiante me preguntó cómo se hacía para auscultar el corazón en mujeres con mamas desarrolladas, porque en medicina interna solo le habían enseñado con hombres. Necesitamos terminar con el sesgo de género en la investigación y en la academia.

- Usted tiene una cuenta de Instagram para abordar y visibilizar estos temas...

Durante la pandemia empecé a usar mis redes sociales personales para intentar ayudar a mujeres con problemas de salud y así evitar que consultaran en los servicios de urgencias. Además, empecé a publicar contenido de mi interés, principalmente, sobre salud menstrual y sexual desde una perspectiva feminista, ambos temas tabúes y llenos de mitos. Vi que en mi círculo la información era muy bien recibida y así nace @dani.ginecologa.  

- ¿Cómo ha sido la experiencia de poder aportar desde esa ventana?

Para mi sorpresa, la cuenta ha crecido mucho más de lo que jamás pensé. Es un perfil amateur donde comparto temas y conversaciones con mis estudiantes de medicina y pacientes. De esta manera visibilizo la desinformación que existe en torno a la salud sexual y menstrual. Ha sido muy interesante ver la respuesta de la gente que me sigue. En general es de mucho agradecimiento, porque permite acceder a información confiable en estos temas que están llenos de fake news en Internet.

A pesar de ser una cuenta, principalmente informativa, también es un espacio de reflexión. Me escriben contando cómo se inician conversaciones con las familias, amigos, estudiantes, lo que para mí es algo gratificante. Además, me ha permitido conocer y armar redes con otras profesionales que trabajan con víctimas de violencia, especialmente, de índole sexual, lo que ha sido una de mis principales satisfacciones. 

Por María Ignacia Meyerholz

Mundo Médico

Destacado Galería Multimedia

Congreso Chileno de Oftalmología 2022

12 Diciembre 2022

Entre los días 7 y 9 de diciembre se celebró en Viña del Mar el XXV Congreso Chileno de Oftalmología (Cochiof), principal evento cien...

Congreso SChGE 2022

07 Diciembre 2022

Bajo el lema “Inteligencia artificial de gastroenterología” se desarrolló el XLIX Congreso chileno de la especialidad que, durante ...