SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/esta-unidad-tiene-prestigio-en-toda-latinoamerica.html
24 Diciembre 2018

Dr. Mario Anselmi Méndez:

“Esta unidad tiene prestigio en toda Latinoamérica”

El profesional fue reconocido por su constante dedicación y espíritu formativo de cirujanos endoscópicos, labor que cumple mediante un postgrado que cuenta con alumnos de varios países de la región.

El Departamento de Cirugía Endoscópica de la Sociedad de Cirujanos de Chile otorgó un reconocimiento al doctor Mario Anselmi Méndez, en virtud de su destacada trayectoria, que se extiende por 46 años, y su permanente dedicación, entrega y espíritu docente en la formación de cirujanos endoscopistas.

El facultativo, especializado en la Universidad Católica (cirugía) y posteriormente en Inglaterra (endoscopía digestiva alta) y Japón (cirugía de esófago), lleva a cabo esta labor mediante la Unidad Docente Asistencial de Cirugía Endoscópica del Hospital Regional de Concepción, creada en 2005 en alianza con la Universidad de Concepción, su alma mater y donde se desempeña como profesor titular. El Diplomado en Cirugía Endoscópica que dirige ha formado desde 2008 a 18 médicos chilenos y 39 extranjeros. 

“Comenzamos el trabajo en 1992, insertos en el Servicio de Cirugía, y en 2005 creamos una unidad independiente y autónoma, que rendía cuentas al subdirector médico. Era una unidad piloto en Chile porque no existían otras de esas características. Actualmente se aprecia un enorme interés por formarse en esta área. No solo por todas las ventajas de la cirugía endoscópica, sino también porque hay pocos lugares donde adquirir estos conocimientos. Nuestro programa contempla casi cinco mil horas prácticas anuales, lo que es muchísimo. En algunos países de Latinoamérica el postgrado que dictamos fue reconocido como una subespecialidad, lo que en un principio era impensado. Estamos orgullosos de eso”, comenta. 

- ¿Cómo se gestó el proyecto?

Durante una segunda estadía en Inglaterra y motivado por el abordaje de los cálculos biliares, de problemas litiásicos, buscaba perfeccionarme en mi manejo quirúrgico y me di cuenta que la cirugía para esto era algo obsoleto. Todo se hacía vía endoscópica y fue en ese momento cuando vi por primera vez un procedimiento que nunca olvidé llamado colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE). 

Me produjo un tremendo efecto. Pensé que esa intervención permitiría solucionar muchos problemas, patologías que antes operaba pero que ahora podría abordar mediante una alternativa diferente. Sus resultados eran extraordinariamente satisfactorios y entonces decidí no hacer más cirugía para la hipertensión portal, sino que enfocarme por completo en procedimientos endoscópicos biliopancréaticos. Esto apareció como una oportunidad, la aproveché y creo que fue una de las mejores decisiones que pude haber tomado en mi vida, desde el punto de vista profesional, personal y académico. Con estas nuevas habilidades, podía ser un real aporte a la medicina moderna.

Luego me preocupé de traspasar estos conocimientos y experiencias a las nuevas generaciones. Así me di cuenta de la capacidad de iniciar la formación de cirujanos en endoscopía. Primero creamos un curso de capacitación en cirugía endoscópica, destinado a cirujanos y gastroenterólogos. De a poco empezaron a llegar invitaciones de casi toda Latinoamérica para compartir nuestra experiencia académica, investigaciones que eran publicadas en revistas científicas chilenas y extranjeras. Despertamos el interés de muchos médicos jóvenes de distintos países que querían formarse en estas técnicas.  A partir de eso creamos el postgrado, el cual tiene un año de duración y está destinado a cirujanos con o sin experiencia en endoscopía y a gastroenterólogos que tengan interés en la cirugía biliopancréatica.

- Con el paso del tiempo la comunidad médica se ha dado cuenta de la importancia, beneficios y ventajas comparativas de los procedimientos endoscópicos…

Exactamente, por lo mismo cada año son más los profesionales que quieren venir a perfeccionarse con nosotros, tanto de Chile como del extranjero. Esta unidad tiene prestigio en toda Latinoamérica y hemos contado con alumnos de Costa Rica, Colombia, Ecuador, Venezuela y Argentina, por citar algunos países.

La formación de los becados es bastante satisfactoria, porque salen de esta unidad con una experiencia práctica importante y cuando llegan a sus países de origen conforman y dirigen nuevos equipos clínicos. Todos los procedimientos que hacen los médicos que vienen a formarse son monitorizados, desde el primer día hasta el último, y eso nos ha permitido corregir errores y orientar nuestra labor académica según las necesidades que detectamos.

- Y en el plano asistencial...

Nuestra unidad forma profesionales de excelencia, pero además cumple una labor asistencial muy importante. Por darle algunas cifras, en 2014 le ahorramos al hospital 500 pabellones al año y aproximadamente cinco mil días camas. Los pacientes reciben el alta mucho más rápido y pueden retornar a sus actividades cotidianas con mayor prontitud, lo que significa un ahorro para el país en licencias médicas incalculable. Los procedimientos son más accesibles económicamente que una cirugía tradicional, tienen una recuperación más rápida, con mucho menos molestia y con un índice de complicaciones muy bajo, solo comparado con cualquier centro especializado del mundo. Las cifras de mortalidad son muy bajas y de éxito extraordinariamente altas. 

- ¿Cómo recibe este reconocimiento?

Con alegría. Me tomó por sorpresa, a pesar de que he tenido la suerte de recibir muchos premios durante mi carrera, pero nunca los espero, porque de lo contrario sería esperar a que a uno lo premien por hacer bien las cosas, que es como deben hacerse. Lo que más me emocionó del homenaje fue la presencia de ex alumnos del postgrado de toda Latinoamérica, quienes viajaron exclusivamente y desde muy lejos para acompañarme.

Soy un médico que decidió venirse a trabajar a provincia y para los que estamos fuera de la capital todo es más difícil. Sin embargo, en ningún caso me arrepiento, porque fue una buena decisión desde todo punto de vista.

- ¿Cuáles son los desafíos de los profesionales que actualmente están en etapa de especialización?

El gran desarrollo de la endoscopía y también de la cirugía fue la llamada video endoscopía. Adicionar una cámara al endoscopio permitió al médico tener las manos libres, abriendo la posibilidad de realizar una serie de procedimientos que antes no se podían efectuar. Lo mismo pasó con la laparoscopía, que fue una revolución. La video endoscopía facilita las labores docentes, porque otros profesionales pueden observar en tiempo real y en alta definición, aprendiendo de forma más práctica. En estos momentos, fuera de solucionar la mayoría de los problemas biliares, de cálculos, hay cosas que están por venir. Por ejemplo, el uso del láser o introducir dentro del canal de trabajo un endoscopio aún más pequeño para operar de forma independiente dentro de los conductos biliares, observando bajo visión directa lo que antes era imposible de visualizar y menos intervenir. Hay muchos progresos y próximos avances en la técnica, pero no solamente en vía biliar, también en esófago, estómago. Aquí un paso importante ha sido la resección endoscópica de cáncer gástrico precoz.

- Cuéntenos de la utilidad y relevancia que tiene la cirugía endoscópica para la resección de tumores del tubo digestivo alto…

Nosotros montamos esa técnica aquí hace varios años. En 2014 llevamos a cabo por primera vez una resección endoscópica de cáncer precoz de esófago y desde entonces hemos efectuado varios procedimientos con muy buenos resultados, sin dudas mejores que la cirugía tradicional. Sin embargo, el gran problema es la falta de un diagnóstico oportuno para realizar esta operación de forma aún más temprana. Esta unidad cuenta con un equipo de endosonografía, dispositivo que muchos hospitales del sur de Chile no tienen. Esto nos permite evaluar cuál es el grado de profundidad que tiene el cáncer, hasta dónde está comprometida la zona afectada. Con esa información evaluamos si es conveniente o no hacer la resección endoscópica. En Chile y en general en Latinoamérica el porcentaje de diagnóstico precoz de cáncer gástrico es muy bajo, por lo mismo es un área en que se debe seguir trabajando.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Galería Multimedia

Sonepsyn: mujer y ciencia

18 Diciembre 2019

“De la transmisión oral a la innovación en nuestros días: mujer y ciencia”. Ese fue el lema que orientó los contenidos del LXXIV ...

Ultrasonografía de urgencia

10 Diciembre 2019

Principales ventanas electrocardiográficas, evaluación de la función sistólica de los ventrículos izquierdo y derecho, tipos de shoc...

Destacado Agenda de Eventos

X Congreso latinoamericano de cuidados paliativos

25 Marzo 2020

La importancia de los cuidados paliativos en Latinoamérica se refleja en el aumento de personas interesadas y en el número de profesion...

XI Curso de oftalmología Clínica Alemana de Santiago

27 Marzo 2020

Objetivo: poner al día el diagnóstico y manejo médico-quirúrgico de las enfermedades que afectan el segmento anterior del ojo, así c...