SAVALnet CL

https://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/la-obesidad-predispone-a-una-menor-calidad-de-vida.html
06 Septiembre 2021

Dra. Verónica Álvarez Vliegenthart:

“La obesidad predispone a una menor calidad de vida”

El aumento en los índices plantea importantes interrogantes frente a las diversas políticas sanitarias que se han establecido, sobre todo dado el carácter permanente y su estrecho vínculo con otras condiciones.

Su prevalencia ha alcanzado horizontes alarmantes en todo el planeta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la califica como una epidemia, siendo la segunda causa de muerte a nivel global, cobrando la vida de más de 2,8 millones de personas.

En nuestro país, según la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, poco más de cinco millones de individios mayores de 15 años, es decir, tres de cada cuatro, presenta algún grado de malnutrición por exceso.

"En los últimos años de la carrera de medicina tuve que ver nutrición intensiva y fue en ese momento cuando me di cuenta lo trascendente e importante que es para la mejoría del paciente", comenta la doctora Verónica Álvarez, nutrióloga del Centro Avanzado de Medicina Metabólica y Nutrición (CAAMYN) y especialista en el manejo de la obesidad certificada por la World Obesity Federation.

Si bien la fórmula para terminar con ella aún no se encuentra, “tiene que ver con hábitos incorrectos de alimentación, sedentarismo, niveles de estrés, genética, medio ambiente y factores emocionales, entre otros”. 

- Las tasas de sobrepeso y obesidad se han incrementado significativamente en las últimas décadas, ¿son múltiples las causa que la explican?

Así es, esta patología es multifactorial, un punto importante es que el medio ambiente es un espacio propicio para el aumento del sedentarismo y al fácil acceso a comidas calóricas, alimentos ultra procesados y alto en grasas. Así como también la influencia que cumple el factor genético, la ingesta de fármacos utilizados en la actualidad para controlar el apetito, entre otros.

- ¿Y su prevalencia en nuestro país?

Según el organismo internacional 54,1% de los habitantes la padece y las cifras infanto-juveniles desde prekínder hasta primero medio superan el 50%.

Por otro lado, en la población adulta 39,8% poseen un índice de masa corporal (IMC) de 25-29,9 que indica sobrepeso; 31,2% presentan un IMC de 30-39,9 dentro del rango de obesidad y 3,2% un IMC igual o superior a 40 estando en la categoría de obesidad mórbida.

- Esta condición suele presentarse con otras comorbilidades y tener serias consecuencias…

Claro que sí, está ligada a la aparición de hipertensión intracraneal idiopática, apnea del sueño, asma, ateroesclerosis, dislipidemia, afecciones cardiovasculares, musculoesqueléticas, hipertensión, diabetes tipo 2 y en relación con esta enfermedad es necesario mencionar que adolescentes malnutridos por exceso tienen mayor riesgo de padecerla.

- ¿En general y a nivel poblacional, qué medidas se deberían adoptar para combatir esta pandemia?

Hay que disminuir el sedentarismo, los niños realizan poca actividad física producto del tiempo que destinan a la utilización de aparatos tecnológicos y, un menor con sobrepeso tiene más posibilidades de convertirse en adulto obeso a futuro.

Quiero destacar el ejemplo de Países Bajos, que logró disminuir en 12% los índices. Adoptando medidas como educar al personal de salud, eliminar las propagandas de comida chatarra en lugares públicos, incluir voluntarios que desarrollen asesorías alimentarias, clases de gimnasia a domicilio y destinar comedores municipales para obtener comida sana y fresca, entre otras.

Así como también Japón, solo tiene 4,2% de población que padece esta patología, producto de la educación que se establece desde los primeros años hasta la secundaria respecto a la cadena alimentaria, la procedencia y producción de alimentos, contemplar menús saludables en los establecimientos educacionales e incorporar nutricionistas pedagógicos. Los estudiantes ayudan a preparar y repartir la comida en el colegio todos los días y esto produce una cultura social respecto a la ingesta de alimentos.

En base a lo anterior el componente formativo es muy importante y debiésemos intentar replicar y practicar estos formatos en nuestro continente.

- Es necesario personalizar el abordaje…

Hay que adaptarlo a cada persona. Sin embargo, las bases de los tratamientos son similares: incorporar hábitos y conductas como consumir agua, llevar una dieta balanceada, servir pequeñas cantidades, realizar actividad física logrando que sea entretenida, ingesta lenta de alimentos, establecer horarios y destinar un lugar para sentarse en las horas de comida, entre otras.

- De ser un problema que incide sobre la salud física, también causa trastornos psicológicos y emocionales. ¿Es conveniente una terapia psicológica complentaria? 

Es necesario y puede ser de forma individual o familiar. Y un 26% de esta afección se asocia a depresión y baja autoestima lo que aumenta los desórdenes alimenticios, además de ser una de las principales causas del bullying.

- Por último, ¿cuál es la importancia de reconocerla como una enfermedad crónica como lo recomienda la OMS?

Es de suma relevancia puesto que padecer esta patología predispone a una menor calidad de vida y además la comorbilidad de otras afecciones. Un paciente debe asumir que su tratamiento es a largo plazo. Por lo mismo, es necesario que existan políticas públicas para frenar la avalancha de enfermedades asociadas al exceso de peso de la población cuando sean adultos.

Por Camila Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

Curso gestación gemelar y múltiple

15 Diciembre 2021

El evento podrá visualizarse en directo o en diferido ya que todas las sesiones serán grabadas y estarán disponibles para su consulta ...

Primer simposio de urticaria

17 Diciembre 2021

Esta actividad científica será certificadas para cada uno de los asistentes.

...