Registrarse

SAVALnet CL

http://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/nuestra-experiencia-con-las-protesis-de-impresion-3d-es-tremendamente-gratificante.html
23 Enero 2017

Dr. Christian González Jofré:

“Nuestra experiencia con las prótesis de impresión 3D es tremendamente gratificante”

La utilización de las impresoras 3D en diversos campos se ha vuelto muy trascendental y aún más cuando es empleado en la rama de la medicina, donde en traumatología –por ejemplo- ya se fabrican prótesis accesibles y de gran precisión.

El doctor Christian González Jofré estudió medicina en la Universidad de Valparaíso (UV) y se especializó en traumatología en la misma casa de estudios. Su juventud, dinamismo y entusiasmo lo llevaron a formar parte de la Fundación Prótesis 3D, entidad sin fines de lucro que se dedica a mejorar la calidad de vida de la personas que requieren de una prótesis.

“Desde pequeño quise estudiar una carrera en la cual todo acto que realizara fuera con el fin de ayudar a las personas, independiente de su condición. Y la medicina es una profesión que lo permite. En la Fundación apuntamos justamente a eso: a reinsertar a la sociedad a quienes lo necesitan, a través de la fabricación individualizada y eficiente de prótesis adaptables y que son costo cero para los beneficiarios”.

El doctor González se perfeccionó en artroscopia y cirugía articular de hombro en Valencia. A su regreso conoció a Omar Toro y Daniela Retamales –impulsores de la Fundación prótesis 3D- como pacientes en su consulta. Ellos le comentaron sobre el trabajo que estaban desarrollando como ingenieros en la elaboración de dispositivos con impresión 3D en la Región de Valparaíso, los problemas que habían tenido que sortear y a lo que querían llegar y no dudó en formar parte del proyecto. 

“Lo más gratificante de este programa es la conexión que se genera con el equipo y quienes recurren a nosotros. El trabajar con esta plataforma nos ha permitido generar ideas con un real impacto en la vida de la gente y que no busca una retribución económica. Nuestra meta es otra: integrar, incluir y entregar autonomía”. 

“Como equipo nos hemos comprometido a brindar un servicio integral y duradero que comienza con la llegada del beneficiario a la organización, continua con la entrega de la prótesis y se mantiene en el tiempo gracias al seguimiento que hacemos, donde vamos viendo si el modelo necesita modificaciones o mejoras, sobre todo en el caso de los niños por su crecimiento”. 

A la fecha, la Fundación ha ayudado a imprimir nueve prótesis en el país y más de 25 esperan poder entregar. El proyecto sigue creciendo, de hecho se encuentran buscando alternativas para el desarrollo de prótesis mioeléctricas, “que pueden llegar a ser más funcionales y entregar mayor libertar de movimiento”. 

Actualmente, el doctor Christian González Jofré divide su quehacer profesional entre el Hospital Carlos van Buren de Valparaíso; sus clases en la cátedra de traumatología en el pre y postgrado de la Universidad de Valparaíso; su labor en el plantel de Everton; en los centros de traumatología deportiva Vitalfit y CRM de Viña del Mar; y en la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción, donde se entrevistó con SAVALnet para conversar sobre el impacto que esta innovación ha tenido en el campo de la medicina, sobre todo en su especialidad. 

- Doctor González, para comenzar, cuéntenos ¿cómo se fue aproximando al mundo de la impresión 3D en medicina?

A través de diversas publicaciones en Internet fui conociendo este mundo, pero llegué directamente a trabajar con ellas gracias a la Fundación Prótesis 3D. Omar Toro y Daniela Retamales, dos de sus impulsores, fueron pacientes míos y, actualmente, se han transformado en grandes amigos. Ellos me comentaron en lo que como ingenieros estaban realizando. En ese momento todavía no se constituían como una fundación, sino que estaban informalmente desarrollando prótesis con impresión 3D. Encontré que era muy altruista lo que estaban haciendo: entregar su tiempo, dinero y capacidades en ayudar a quienes lo necesitan, que me entusiasmó la idea de participar. Les pregunté sobre el equipo de salud que los asesoraba. Me contaron que habían tenido acercamiento con otros colegas, pero que –en el fondo- estaban en ese sentido solos. Les ofrecí mi ayuda en lo que necesitaran y aquí estamos, laborando en equipo. 

- ¿Cuáles diría usted que son las principales ventajas de esta tecnología?

Las prótesis e implantes han sido el campo que más está creciendo, ya que la impresión 3D posibilita crear modelos más anatómicos, compatibles y personalizados a bajo costo. Además, permite en aquellas prótesis movibles dotarlas de una mayor naturalidad e incorporar robótica y electrónica para optimizar su funcionamiento. Yo diría que las ventajas principales son el costo, la posibilidad de repetir y adaptar y la eventualidad de proyectar lo que se está haciendo y a lo que queremos llegar. La impresión 3D nos permite realizar una labor precisa con el paciente, en menos tiempo y con costos muy por debajo que los de una prótesis convencional.

- ¿Qué tipo de diseño es que el ustedes utilizan?

Actualmente, contamos con prótesis que usan un mecanismo de polea. Pero el futuro de esta tecnología es bastante amplio y promisorio. De hecho, ya hemos fabricado un dispositivo que es mioeléctrico y que permite que la estructura de reemplazo sea mucho más funcional y entregue mayor libertad de movimiento al paciente.

- ¿Cuándo nació y quiénes fueron sus impulsores?

La impresión 3D se desarrolló mucho antes que se le diera un uso en medicina. En áreas como la robótica, arquitectura, construcción o en diseño automotriz está tremendamente avanzada. La medicina la fue adoptando e incorporando en el camino.

- ¿Cuál es el grado de progreso de esta materia en Chile?

La verdad es que no son muchas las instituciones que trabajan con este tipo de tecnología. Hace sólo un par de años recién comenzaron a investigar y a darse cuenta que –quizás- este sea el futuro. Hace cuatro meses se realizó el Primer simposio de aplicaciones 3D en el área de la salud, que organizó la Mutual de Seguridad en Santiago. Antes de eso, el avance del tema o los análisis en conjunto eran solamente de parte de grupos de trabajo aislados, los que se conocían sólo porque se topaban con pacientes, con técnicas o proveedores. Falta mucho camino por avanzar, si lo comparamos con otros lugares del mundo.

- Hablamos que se trata de una tecnología que entrega un tratamiento 100 por ciento personalizado. ¿Presenta algún tipo de restricción que impida su utilización de manera masiva?

Si bien presenta una serie de ventajas, también posee limitaciones. Y en ese sentido, como profesional de la salud, uno debe ser muy cuidadoso y humilde en aceptar que es lo que se puede y que es lo que no se puede alcanzar. Acá trabajamos en equipo con diseñadores, psicólogos, terapeutas, ingenieros y médicos en la evaluación de los potenciales candidatos. Interactuamos con pacientes que tienen grandes expectativas, que precisan de una prótesis para realizar alguna actividad, por lo que debemos satisfacer esa necesidad primaria. La prótesis 3D, actualmente, no permite realizar todas las acciones de una prótesis estándar. No permite levantar un peso importante, martillar o quizás realizar actividades de la vida diaria que son relevantes. Tenemos que tratar de combinar bien el desarrollo integral y funcional de las personas, que es lo que busca la medicina. 

- ¿Esta tecnología podría llegar a ese nivel de progreso que espera la medicina?

Exactamente, está justamente en eso. En el área de la salud, antes de masificar cualquier adelanto, necesitamos contar con estudios para poder utilizarlos en los seres humanos. La rehabilitación representa un escenario sensible, donde el riesgo de falla que se corre es grande. Por eso, cuando ya se tiene algo probado –como la prótesis convencional- que ha dado buenos resultados en la incorporación al diario vivir de un paciente, cuesta hacer el cambio de switch para incorporar al 100 por ciento esta tecnología. Los que deciden dar el paso son personas que buscan algo que a ellos los satisfaga. Nosotros somos pioneros a nivel nacional en la implementación y el estudio de la tecnología de las prótesis mioeléctricas, es decir, aplicar análisis de los estímulos neurológicos y de electro estimulación a prótesis. Este proyecto lo realizó una tesista que confeccionó una a bajo costo. Estamos en etapa de investigación y desarrollo con otros ingenieros, a quienes hemos apoyado con información de pacientes y materiales. Estamos ocupados en buscar las mejores alternativas, por eso estamos cerrando un convenio para crear un dispositivo algo más sofisticado.

- ¿Todos los potenciales pacientes son candidatos a prótesis 3D?

Cualquier persona podría recibir una prótesis, pero no cualquier prótesis puede estar en cualquier persona. Por eso la tarea que realiza la fundación es tan importante. Acá el paciente encuentra una ayuda y, al mismo tiempo, una guía. Contamos con un protocolo, donde el primer acercamiento lo tenemos a través de nuestro sitio web www.fundacionprotesis3d.cl. Ahí nos escriben contándonos el caso, historia clínica, institución en la que se están atendiendo, tratamientos recibidos, fotografías y videos iniciales sobre lo que pueden realizar diariamente. Luego de eso se fijan horarios de control médico y terapia ocupacional. Junto al equipo vemos los puntos de riesgo que tiene la prótesis, proyectamos las eventuales mejoras que podría tener. Ya con las medidas y optimizaciones se pasa al equipo de desarrollo. Una vez que se elabora la prótesis vienen a control para probarla y evaluar si hay que perfeccionar algo. En todo el proceso el paciente es evaluado por una psicóloga, quien se encarga de observar el impacto emocional que tiene para el paciente recibir esta tecnología. Nosotros nos encargamos de evaluar el impacto funcional. 

- ¿Qué tan contentos están con los primeros casos abordados?

Si bien aún faltan estudios por realizar para que las prótesis 3D sean utilizadas de manera estandarizada, nuestra experiencia es tremendamente gratificante. Ayudar a niños y adultos a solucionar algún problema de movilidad con una herramienta que es amiga, estética y funcional, ver la reacción y lo cómodos que se sienten es algo que de verdad llena el alma. Como equipo estamos muy contentos con los resultados y eso nos da aún más fuerza para seguir potenciando la fundación.

- Por último doctor, ¿al parecer la clave del éxito es el trabajo en equipo?

Para trabajar en esto uno tiene que reconocer las limitaciones que tiene la profesión. Como médico yo no soy capaz de generar una prótesis solo, necesito de ayuda y de expertos en esa materia. Es decir, hay que entender que en equipo uno puede llegar más lejos en beneficio de los pacientes. Mi visión es que el éxito en el área de la salud no depende de un médico, sino que de un equipo y del paciente. Nuestro equipo lo conforman profesionales de distintas áreas: ingenieros, psicólogos, terapeutas, kinesiólogos, médicos y diseñadores que queremos crear un camino para el avance y perfeccionamiento de esta tecnología a nivel nacional y, quien sabe, a nivel internacional también.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Galería Multimedia

Salud y bienestar médico

31 Julio 2017

Durante la última reunión clínica del Servicio de Medicina del Hospital Dr. Antonio Tirado Lanas de Ovalle, sus miembros analizaron los p...

Temuco: alergia, inmunología y pediatría

19 Julio 2017

El Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera organizó el II Curso internac...

Destacado Agenda de Eventos

Curso de bioética en investigación científica

23 Agosto 2017

Bajo la dirección de la doctora Tatiana Reyes, presidenta del Comité de Evaluación Ético-Científico del Hospital Clínico de la Fuerza Aér...

Respondiendo a los nuevos desafíos de la urología

24 Agosto 2017

Dirigido a Urólogos, Residentes en urología y Oncólogos

...

Puesta al día en medicina interna para especialistas y no especialistas

25 Agosto 2017

Esta actividad gratuita, abierta a todos los médicos internistas y generales que quieran adquirir conocimientos clínicos de la práctica d...