Registrarse

SAVALnet CL

http://www.savalnet.cl/cienciaymedicina/destacados/hepatitis-b-y-c-propulsoras-del-parkinson.html
18 Abril 2017

Neurología

Hepatitis B y C: propulsoras del párkinson

Haber sufrido uno de los dos tipos de infección se relaciona con tasas más elevadas del trastorno neurodegenerativo.

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo común caracterizado por alteraciones motoras y síntomas no motrices acompañado de una pérdida de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra y de una presencia de la patología del cuerpo de Lewy. Su etiología es compleja y se han identificado factores de riesgo que incluyen el avance de la edad, el sexo masculino, toxinas ambientales y trauma de cabeza.

Julia Pakpoor y colaboradores de la Universidad de Oxford estudiaron las asociaciones entre la hepatitis viral y la enfermedad de Parkinson (EP). Para esto, realizaron un estudio de cohorte retrospectivo que se llevó a cabo analizando la información de mortalidad y las estadísticas desde 1999 a 2011. Las cohortes de individuos con hepatitis B y C, las formas autoinmune y crónica activa de la enfermedad y quienes tenían infección por VIH, fueron comparadas con una cohorte de referencia para establecer las tasas subsecuentes de EP.

La razón de tasa estandarizada (R) de la EP después de la hepatitis B fue de 1,76 (IC del 95%: 1,28 - 2,37) (p, 0,001), basado en 44 personas observadas y comparadas con 25 casos esperados. La incidencia de la EP después de la hepatitis C fue de 1,51 (IC del 95%: 1,18 - 1,9) (p, 0,001), basado en 48,5 casos esperados y 73 casos observados. Finalmente, no hubo una asociación significativa entre hepatitis autoinmune, la forma crónica activa o VIH y un posterior desarrollo de párkinson.

En suma, el estudio presenta evidencia fuerte en favor de una elevación de las tasas de párkinson tras sufrir hepatitis B y C. Estos hallazgos pueden ser explicados por factores relacionados a la infección viral, sin embargo los mecanismos vinculados a las consecuencias de la infección aún deben ser dilucidados. Por lo tanto, se requieren más investigaciones para confirmar esta asociación y para averiguar las vías fisiopatológicas para avanzar en la comprensión etiológica del trastorno.

Fuente bibliográfica

DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.ccell.2017.02.018


Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

XXVI Congreso interamericano de cardiología

20 Septiembre 2017

El destacado encuentro internacional se realizará en conjunto con el XXI Congeso Panameño de Cardiología y el XVI Congeso ECOSIAC.

...

Destacado Artículos Destacados

Antidepresivos no alteran el aprendizaje de la descendencia

27 Julio 2017

El estudio evidencia una asociación negativa entre el uso de los medicamentos por parte de la madre y una discapacidad intelectual de los...

Mejorar la calidad de la dieta permite vivir más

20 Julio 2017

El estudio muestra que las personas de mediana edad y los mayores que empiezan a tener una óptima alimentación tienden a vivir más tiempo...

Destacado Progresos Médicos

Las trampas celulares culpables del asma

24 Julio 2017

Las infecciones virales que afectan el tracto respiratorio representan la causa más común de exacerbaciones de asma alérgicas. La amplifi...

Vacunas candidatas para el virus Zika

10 Julio 2017

El virus Zika (ZIKV) ha surgido recientemente como una pandemia asociada con neuropatología grave en recién nacidos y adultos. Actualment...